A través del tiempo la vista se va desgastando, sobre todo cuando se llega a una edad un poco avanzada. También se desgasta cuando se está la mayor parte del tiempo en la computadora, es entonces cuando comenzamos a preguntar cómo mejorar la vista sin lentes. La falta de ejercicios visuales puede ocasionar miopía, astigmatismo, o estrabismo. Por eso, los ojos necesitan una serie de actividades físicas para fortalecerse.

Siempre que tengamos la oportunidad debemos ejercitar la vista y mirar objetos cercanos y lejanos de forma alterna. También, dirigir la mirada a diferentes puntos y relajar la tensión ocular. El primer paso para mejorar la vista de manera natural consiste en tomar conciencia de nuestros ojos.

En los ojos acumulamos emociones y tensiones del día a día que nos causan problemas de la vista. No obstante, la parte positiva es que lo que creíamos que era incurable podría, en realidad, tener solución. Poco a poco debemos ir prestando más atención en lo que hacemos con nuestros ojos, cuando los apretamos, por qué no miramos en determinadas direcciones, por qué bajamos la vista, etc.

La falta de ejercitación visual puede producir casos de ambliopía, un defecto de refracción como la miopía, astigmatismo e hipermetropía, o de estrabismo. Si bien existen tratamientos como las operaciones láser u lentes con graduación, también es posible estimular las vías neuronales del ojo afectado a través de ejercicios oculares. Recuperar la vista es algo que se puede lograr, llevando una sana y buena alimentación y realizando los ejercicios.

Así como debemos proponernos aprender a mirar de lejos y de cerca, también tenemos que utilizar todas las posibilidades que nos ofrecen los ojos, ya que, si no, estas se atrofian. Es decir, en lugar de mover la cabeza siempre que queramos mirar hacia algún lugar, también debemos mirar en todas las direcciones: arriba, abajo, a ambos lados, en diagonal e incluso hacia la nariz. De este modo mantenemos la musculatura ocular en forma.

Recuperar la vista puede realizarse con facilidad en cualquier lugar y a cualquier hora, pues se requieren sólo una serie de ejercicios que te compartimos a continuación:

– Evita la presión en los ojos al mantenerlos cerrados durante unos minutos cada dos o tres horas.

– Da masajes en puntos especiales. Con la punta de los dedos de en medio e índice, presione ligeramente el contorno del ojo durante ocho ocasiones. Evita que la sensación sea displacentera. Después de eso, con la punta de los dedos índice presiona el punto durante dos veces.

– Camina más seguido.

– Bebe jugo de zanahoria con unas gotas de aceite de oliva.

– Remoja tus ojos con agua caliente.

– No uses la computadora dos horas antes de ir a la cama.

– Reduce al máximo la tensión y el estrés.

– En muchos casos perdemos vista por un exceso de tensión ocular, esto puede deberse a un exceso de horas frente a la computadora, teléfonos o la televisión e incluso al hacerlo manera inconsciente al mirar con atención. Además, esta tensión puede provocarnos también dolores de cabeza frecuentes.

– Para relajar los ojos haremos la técnica del palmeo: Frotaremos ambas manos hasta que entren en calor.

– Apoyaremos los codos sobre una mesa y los ojos sobre las palmas de las manos, pero sin apretarlos. Nos relajaremos un par de minutos en esta posición, mientras intentamos tomar conciencia de cualquier tensión que estemos haciendo con los ojos o con toda la musculatura de alrededor.

Al terminar este ejercicio sentiremos un gran alivio, así como una mayor nitidez en la mirada. También, en todo tratamiento natural siempre está presente la alimentación. Esta es la que nos proporciona los nutrientes que necesitamos para cumplir las funciones de nuestro cuerpo. En nuestra dieta no puede faltar: frutas, vegetales, grasas saludables, proteínas, cereales integrales, frutos secos y semillas.

.

Deja tus comentarios